Evaluación del comportamiento de la quinua (Chenopodium quinoa Willd.) con aplicación localizada con diferentes niveles de estiércol semi-descompuesto

Ana Cinthia Monica Medrano Poma, Alejandro Bonifacio Flores

Resumen


El objetivo fue evaluar el comportamiento del cultivo de la quinua frente a diferentes dosis de estiércol semi-descompuesto. Las variables fueron altura de planta, diámetro y longitud de panoja, profundidad y amplitud de raíz, severidad del mildiu, índice de cosecha, rendimiento de grano, tamaño de grano y porcentaje de germinación. La investigación fue establecida bajo el diseño bloques completamente al azar con cuatro repeticiones y se utilizó la prueba de medias Tukey. Se evaluó T1 (testigo), T2, T3, T4 Y T5 con 2, 4, 6 y 8 t/ha de estiércol semi-descompuesto. Los resultados mostraron diferencias para las variables. El T4 presentó el mayor tamaño de altura con 105.67 cm, diámetro de panoja de 4.39 cm y longitud de panoja de 24.31 cm. Para la profundidad de raíz los tratamientos T5, T4, T3 y T2 tuvieron una buena profundidad de 26.75 a 27.98 cm y a la ves obtuvieron una amplitud de raíz de 28.98 a 29.94 cm. La severidad del mildiu afecto más al T1 (testigo) con un valor de 33.47 % fue el más susceptible. El mayor índice de cosecha obtuvo el T4 de 0.54 que se le incorporó 6 t/ha. Para el rendimiento de grano el T4 obtuvo 3744.15 kg/ha seguidamente se encuentran los tratamientos T3, T2 Y T5 con valores de 2946.78, 2870.33 y 2578.3 kg/ha. En calidad de grano, los tratamientos mostraron predominancia en grano de categoría grande con 25.73, 24.80 y 24.43 % en peso en los tratamientos T4, T3 y T2. Donde se incorporó el estiércol semi-descompuesto los tratamientos T2, T3, T4 y T5 el porcentaje de germinación de grano grande son similares. El T4 con 6 t/ha de estiércol semi-descompuesto obtuvo el mayor beneficio/costo de 4.24 Bs. El estiércol semi-descompuesto favoreció a las expresiones de las variables agronómicas.

Palabras clave


Calidad de grano, estiércol semi-descompuesto y rendimiento.

Texto completo:

PDF

Referencias


Catari, B. (2002). Evaluación del rendimiento de cinco variedades de avena forrajera (Avena sativa L.) con abonamiento de estiércol de ovino en el altiplano central. Tesis de Grado, Universidad Mayor de San Andrés. La Paz - Bolivia. 70 p.

Danielsen, S; Ames, T. (2002). EL mildiu (Peronospora farinosa) de la quinua (Chenopodium quinoa Willd.) en la zona andina. Manual práctico para el estudio de la enfermedad y el patógeno. Lima, Perú. 32 p.

Espíndola, G. (1981). V curso de producción de quinua. Centro Experimental para la Industrialización de la Quinua. Proyecto PNUD, FAO, MACA, IBTA. La Paz, Bolivia. 35 p.

Gomez, L; Aguilar, E. (2016). Guía de cultivo de la quinua. 2 ed. Lima, Perú. 121 p.

IBNORCA (Instituto Boliviano de Normalización y Calidad). (2007). Granos andinos-Quinua en grano-clasificación y requisitos. La paz, Bolivia. 5 p.

Jaramillo, S; Baena, M. (2000). Material de apoyo a la capacitación en Conservación Ex situ de recursos filogénicos. Instituto internacional de Recursos Filogénicos (IPGRI) grupo Américas. s.l. 128 p.

Perrin, R. (1988). La formulación de recomendaciones a partir de los datos agronómicos. Manual de metodología de evaluaciones agronómica. Centro Internacional de mejoramiento de maíz y trigo. CIMMYT. 3 ed. México. 90 p.

Satorre, E; Benech, A; Slafer, G; Fuente, E; Mirralles, D; Savin, R. (2004). Producción de granos bases funcionales para su manejo. Buenos Aires, Argentina. 767 p.


Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.